Los perfiles de la inconclusión. La obra de Rodin y la pluralidad de sus incompletitudes

Peter Menger

Resumen


La determinación ordinaria de la obra, en las bellas artes, es la de una realidad acabada, durable, completa y cerrada sobre la perennidad de su estar-ahí, candidata a la eternidad material y cultural. Pero, ¿qué le sucede a una obra inconclusa? La historia del arte está repleta de casos de obras inacabadas. Estas son enigmáticas si no nos es proporcionada información alguna sobre el curso interrumpido de su creación; pueden también haber sido descritas por su autor como imposibles de acabar, en tanto, cien veces recomenzadas y cien veces recusadas han podido ser guardadas y redescubiertas por el artista o por la posteridad y puestas en circulación, con o sin el consentimiento explícito del artista. En este trabajo tomo aquí como centro de mi planteo la obra de Auguste Rodin, a partir de tres ejemplos que permitirán sugerir los desafíos que la misma presenta al análisis y a la designación de la variabilidad de prácticas de este artista.


Palabras clave


obra de arte; artistas; totalidad; fragmentos

Texto completo:

PDF




Copyright (c) 2018 Apuntes de Investigación del CECYP

Creative Commons License

ISSN 0329-2142    ISSN electrónico 1851-9814

Copyright Apuntes de Investigación del CECYP 1997-2017. Todos los derechos reservados.